¿Cuánto se necesita dormir?

Dormir es más que un período de “tiempo de inactividad” físico y mental. Tener un sueño reparador y suficiente es fundamental para la salud y el bienestar en general. Todos los órganos y sistemas del cuerpo, desde el corazón y el cerebro hasta el sistema inmunitario, aprovechan el sueño para recargarse y realizar funciones de mantenimiento. No dormir lo suficiente durante un período prolongado puede causar problemas mentales, emocionales o físicos.

Por otro lado, las personas que obtienen una cantidad adecuada de sueño reparador tienden a disfrutar de muchos beneficios. Por ejemplo, tienen más energía, son capaces de pensar con mayor claridad y creatividad, y son más productivos en el trabajo o la escuela.

Sus cuerpos también están mejor preparados para combatir enfermedades y evitar lesiones. Y todos estos beneficios son proporcionados por una “actividad” que es muy agradable. Todo lo que se necesita es un compromiso para hacer tiempo para dormir y abordar cualquier problema que pueda interferir con él.

La comprensión de que dormir es tan importante puede plantear muchas preguntas, que incluyen:

  • ¿Puedo recuperar el sueño perdido durante la semana durmiendo más el fin de semana? Si bien dormir más el fin de semana puede ayudar hasta cierto punto, no compensa por completo el déficit de sueño. Encontrar y cumplir con su tiempo de sueño óptimo durante toda la semana es un mejor enfoque.
  • ¿Dormir una hora menos de lo recomendado cada noche tiene algún impacto negativo durante el día? Sí lo hace Es posible que no se sienta somnoliento, pero incluso un pequeño déficit de sueño puede afectar todo, desde la salud del corazón hasta el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • ¿Las siestas durante el día pueden dificultar el sueño por la noche? Puede, especialmente si tomas largas siestas. Lo ideal es evitar las siestas si es posible o limitar las siestas a un máximo de 30 minutos.
  • ¿Son suficientes 7 horas de sueño? La pregunta más importante es: “¿Cuánto sueño necesitan los adultos?” Y la respuesta es que varía. En términos generales, la mayoría de los adultos requieren de 7 a 9 horas de sueño por un período de 24 horas.

Sueño profundo y sueño REM

Cuando estamos durmiendo lo suficiente, el cuerpo pasa por diferentes etapas . Cada etapa tiene una función. La tercera etapa se llama sueño profundo o sueño de onda lenta. Este período crítico es el momento en que el cuerpo se repara a sí mismo. También es cuando el cuerpo almacena energía para el día que se avecina.

Después del sueño profundo viene lo que se llama sueño REM (para “movimiento ocular rápido”). Durante este período, el cerebro está muy activo. Los músculos voluntarios, por otro lado, son atónicos, lo que significa que no tienen movimiento. Es durante el sueño REM que soñamos. Algunos expertos creen que soñar nos ayuda a procesar y almacenar información de nuestras experiencias diurnas.

Si bien las horas de sueño necesarias para adultos pueden variar de persona a persona, es importante que experimentemos tanto el sueño profundo como el sueño REM todas las noches.

Señales de que no estás durmiendo lo suficiente

Sentirse cansado durante el día es la señal más reconocida de que una persona no está durmiendo lo suficiente. Esto es lo que se conoce como falta de sueño. Sin embargo, hay otras señales de que no se cumplen los requisitos mínimos de sueño. Incluyen:

  • Humor o irritabilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Disminución del deseo sexual
  • Menor creatividad y capacidad de resolución de problemas.
  • Habilidades motoras deterioradas
  • Sistema inmunitario debilitado y más enfermedades.

Consejos para dormir más

Como se mencionó anteriormente, la respuesta a la pregunta, “¿Cuánto sueño necesitan los adultos?” es que varía Pero, si identifica su tiempo de sueño óptimo y no lo está logrando, puede seguir los siguientes pasos para dormir más:

  • Evaluar y corregir su entorno de sueño. Debe ser oscuro, tranquilo y confortablemente fresco.
  • Hacer ejercicio regularmente. Trate de realizar aproximadamente 30 minutos de actividad física la mayoría de los días, idealmente no demasiado cerca de la hora de acostarse.
  • Sigue un horario de sueño regular. Acuéstese y levántese a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Reduce tu nivel de estrés. Tome medidas para identificar y resolver las fuentes de su estrés durante el día.
  • Come y bebe sabiamente. Evite la cafeína, las comidas pesadas y los líquidos excesivos cerca de la hora de acostarse.
  • Crea una rutina saludable antes de dormir. Apague las pantallas mucho antes de acostarse, evite conversaciones estresantes y practique técnicas de relajación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*