Enrojecimiento inflamatorio de la piel

Cómo reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel

La inflamación es un proceso crucial que se produce en el organismo. Cuando el cuerpo reconoce a un intruso extraño, como microbios infecciosos o células cancerosas, el sistema inmunitario envía una respuesta para expulsar a los patógenos peligrosos y comenzar el proceso de curación. Su cuerpo también envía una respuesta para promover la curación cuando tiene una herida o un área de tejido dañado. Esta respuesta del sistema inmunitario se conoce como inflamación, y el cuerpo no podría curarse sin ella. La inflamación de la piel suele presentarse como una erupción que puede ser elevada, roja o caliente. Algunas erupciones inflamatorias provocan ampollas o granos, y otras pueden arder, picar o escocer.

La inflamación aguda se desarrolla rápidamente en respuesta a un desencadenante, como un alérgeno, el sol o una infección. Este tipo de inflamación es de corta duración y suele resolverse en pocas semanas si se trata la causa de la inflamación. La inflamación aguda no causa daños permanentes en los tejidos.

La inflamación crónica es una inflamación de larga duración que se desarrolla cuando el sistema inmunitario libera respuestas sostenidas en el organismo. Con el tiempo, puede provocar una enfermedad crónica y daños en los tejidos. Y como el proceso inflamatorio se produce dentro del cuerpo, los síntomas no siempre son visibles. Las enfermedades crónicas de la piel más comunes son la psoriasis, la rosácea y el eczema.

Inflamación de la piel caracterizada por el picor y el enrojecimiento

¿Cuáles son algunos de los remedios caseros para el enrojecimiento de la cara? Cuando quieras eliminar rápidamente el enrojecimiento y la irritación, puedes ir a la farmacia o a la despensa. «Hay varios remedios de cocina que pueden ayudar a combatir el enrojecimiento y la irritación», dice la esteticista y propietaria de un spa, Tammy Fender. A continuación te explicamos cómo calmar el enrojecimiento en casa:¿Cómo puedes prevenir el enrojecimiento facial en primer lugar? No importa el culpable, el enrojecimiento crónico es la inflamación, que «hace que los pequeños vasos sanguíneos se expandan y empujen contra la piel», dice el Dr. Engelman. «Con el tiempo, los capilares pueden permanecer dilatados y causar un enrojecimiento permanente». Vaya. ¿La mejor manera de tratar el enrojecimiento? Evitarlo. Aquí tienes algunos consejos para evitar la irritación:

¿Existe una buena manera de disimular el enrojecimiento facial? Aunque adoptar un régimen de cuidado de la piel a medida es una gran manera de tratar el enrojecimiento a largo plazo, a veces, necesitas algo que funcione un poco más rápido. A continuación te explicamos cómo disimular un rostro enrojecido:

¿Cuándo hay que llamar al médico? «En algunos casos, los productos de venta libre no son suficientes», dice el Dr. Zeichner. «Si el enrojecimiento o el sarpullido no mejoran en una o dos semanas, visita a tu dermatólogo para que te aconseje y te recete algo que pueda ayudarte».

Síntomas de inflamación de la piel

Como su nombre indica, la hiperpigmentación postinflamatoria se produce tras una lesión o inflamación de la piel, cuando ésta queda oscurecida y descolorida después de que la herida haya cicatrizado. En este artículo se analiza cómo afecta la pigmentación postinflamatoria al aspecto de la piel y cuáles son sus causas. También identificamos las medidas de tratamiento que puede tomar para ayudar a reducir la aparición de manchas y parches oscuros en su piel.

La hiperpigmentación postinflamatoria (HIP), también conocida como hiperpigmentación causada por la inflamación, es un tipo de hiperpigmentación que suele aparecer tras una lesión en la piel o después de una afección cutánea inflamatoria como la dermatitis o el acné.

Los hombres y las mujeres son igualmente susceptibles y, aunque todos los tipos de piel pueden sufrir hiperpigmentación postinflamatoria, es más frecuente en las personas con tonos de piel más oscuros. De hecho, la hiperpigmentación postinflamatoria es una de las razones más comunes por las que las personas de piel más oscura acuden al dermatólogo1.

Una lesión, una erupción o una mancha hacen que la piel se inflame. Esta inflamación provoca que los melanocitos -las células productoras de melanina- liberen un exceso de melanosomas (gránulos de pigmento). El exceso de gránulos de pigmento oscurece y decolora la zona anteriormente herida, permaneciendo allí mucho tiempo después de que la herida inicial se haya recuperado.

Lista de enfermedades inflamatorias de la piel

He tenido mucha suerte en lo que respecta a los brotes. He escrito sobre ellos, me han aparecido algunos de vez en cuando y he recomendado productos para eliminarlos, pero nunca he sufrido los frustrantes males del acné adolescente o adulto. Dicho esto, algo ha cambiado recientemente. Tal vez sea porque recientemente he llegado a los 20 años (no me quejo, me siento sabia), pero ahora, cada vez que me sale un grano, no importa lo pequeño o intrascendente que sea, deja una marca roja mucho tiempo después de que desaparezca. Es muy molesto. ¿Cómo es posible que las cicatrices del acné y los problemas de decoloración sólo empiecen a afectarme ahora? ¿No se supone que estos años deberían estar libres de granos?

Rouleau lo explica: «El enrojecimiento puede deberse a un traumatismo en las células de la piel provocado por hurgar agresivamente en los granos.  El hecho de hurgarse la piel puede dejar una marca roja tras el brote mucho después de que desaparezca la infección. Tanto si te has hurgado el grano como si no (espero que no), es habitual que te quede una marca roja, oscura o morada que puede permanecer durante semanas.» Parece que está explicando mi situación exacta, la verdad. A veces me meto con el dedo (¡eek, lo siento!), y a veces soy muy buena guardando las manos.